Che Che, un referente en la escena cervecera craft de La Baja

“Los embajadores de que se desarrolle una cultura cervecera en México, somos los cerveceros”

José Eduardo ‘Che Che’ Arce

Ciudad de México, 07 septiembre 2022- Para conocer la escena cervecera en Baja California, la historia de José Eduardo Arce es clave. Desde hace 12 años, este personaje mejor conocido como Che Che, tiene un papel fundamental en el desarrollo de la industria craft mexicana, no sólo desde la fabricación, también desde la formación y gestión.

Che Che es cervecero, Certified Cicerone, juez de cerveza, profesor, y dirige un par de competencias internacionales. Con Bruer, su marca, ha ganado más de 30 medallas desde su primera participación en 2017, y en su camino ha enseñado a elaborar cerveza a medio centenar de personas.

Presidió el Club de Cerveceros Caseros de Ensenada, y la Asociación de Cerveceros Artesanales de Ensenada (ACAE).

Che Che

Homebrewer en solitario

A principios de 2010, los viajes de Che Che con su grupo de amigos a San Diego, eran para probar craft beers. Empezó por pale ales y la IPA de Stone Brewing. Después, su interés se fue directo a elaborarlas en casa: buscó en internet, leyó libros y se compró un pequeño equipo para poner en práctica la teoría, especialmente la de ‘How to Brew’ de John Palmer.

Aunque disfruta mucho las IPAs, fue una Amber Ale la primera cheve que hizo y le tomó un par de años perfeccionar la receta, se llama Ensenada Sunset y es su favorita de la línea Bruer.

Che Che se convirtió en cervecero casero en solitario, ya que durante un tiempo no tuvo con quien intercambiar información, “el grupo que había en ese entonces era un poco cerrado, muy pocos cerveceros. Cuando se hizo el primer Ensenada Beer Fest había cerveceros de todo el estado, platicamos sobre estilos, proceso, cómo usar mejor el lúpulo, la comunidad empezó a crecer y me tocó enseñarle a muchos amigos a elaborar cerveza”.

Los cerveceros de Cardera, Zombie, Corteza y Cachonda, aprendieron a hacer cheve con Che Che, los de marcas que ya no producen como Rocks Beer y Berrendo, así como un buen número de homebrewers. De igual forma, ha brindado asesorías a fábricas como Semanario, Casco y Nórdica.

Che Che

Es director de la Copa Cervecera del Pacífico, la competencia más antigua de México, y este año también de la Copa Quetzal (Guatemala).  Para Che Che es importante obtener retroalimentación de jueces calificados, por lo que además de organizarlas, Bruer es de las marcas más participativas.

“Nos gusta mucho participar, pero nosotros buscamos la medalla del cliente, la más importante: que compre nuestro producto y nos ayude a crecer”, expuso.

El profe Che Che

Che Che es meticuloso y perfeccionista, y se mantiene en constante aprendizaje. Este año obtuvo el grado Cicerone Certificate, y en 2023 presentará el examen para el tercer nivel: Cicerone Advance, “siempre he creído que la educación es muy importante en el mundo cervecero”.

Hace seis años se convirtió en profesor, actualmente de la Facultad de Gastronomía y Enología de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), imparte la materia de principios y degustación de cerveza, y durante dos años del Centro de Especialidad Sommelier y Culinario de Baja California (CESCBC).

“Muchos alumnos no saben nada de cerveza, y entre mejor formados estén, nos ayuda a los cerveceros a que ofrezcan nuestro producto”, dijo.

Che Che

Un bebé llamado cerveza

Nueve meses después de hace su primera cheve, junto con Minoru Nomura abrió Distrito Barra Pública, pionero en ofrecer cerveza artesanal en Ensenada. Hacer cheve seguía siendo su hobby, Che Che es administrador de empresas y trabajaba para Femsa en las cadenas Oxxo, por la noche se ocupaba del bar junto con Minoru, hasta que en 2015 decidió traspasarle su parte del negocio, “era muy difícil combinar ambos trabajos, la vida nocturna del bar no estaba facilita”.

Su decisión de 2016 marcó los siguientes seis años de su vida (y los que faltan). Che Che se despidió de su ingreso seguro, y apostó por la cerveza.

“Renuncié a Oxxo para dedicarme a la cerveza, asumí un riesgo porque realmente me apasionaba, dije quiero vivir de esto, voy a tratar que sea un negocio que me de los ingresos para dedicarme 100%. Solté mi trabajo con todas las dudas y miedos de quedarme sin dinero, para los compromisos de mi vida adulta, tuve mucho apoyo de mi esposa Violeta”, recordó.

Che Che

En el Distrito (2015)

Entre 2017 y 2018, abrió un segundo bar: el Yopetas, y así le dijo adiós a sus ahorros. El municipio tardó 11 meses en otorgarles un permiso para la venta de alcohol, “la remodelación, más 11 meses pagando 1,600 dólares de renta, me descapitalizaron”. Siete meses más tarde Che Che y Violeta decidieron traspasarlo, y el dinero lo invirtieron en Bruer.

Entonces tenía un equipo de 55 galones, en el que producía 200 litros al mes. Che Che trazó un plan a cuatro años con el fin de llevar a la cervecería al siguiente nivel, “si en 2020 no logro un equipo más grande, y producción más estable, no creo que vaya a funcionar, pensé”.

A finales de 2018, junto con Cardera, lo lograron y actualmente Bruer produce alrededor de 14 mil litros al mes (120 BBLs). Además de Baja California, su marca tiene presencia en Ciudad de México, Monterrey, Culiacán, Guadalajara y Playa del Carmen.

En 2018 se sumó a la cervecería Alexis Arce, sobrino de Che Che, en 2019 Paul (su cuate), y más adelante Alexis Garneri. A la fecha, Che Che se enfoca en el diseño de recetas, control de calidad y comercialización. Paul es primer cervecero y Alexis G, segundo, el otro cuate dejó Bruer hace unos meses.

Che Che

“Como todo emprendimiento es complicado, se necesitan objetivos y metas. El retorno de la inversión, tener ingresos para seguir creciendo. Afortunadamente estamos en un momento en el que tenemos producto accesible para más clientes, el retorno de capital lo seguimos invirtiendo en equipo, y para 2023 vamos a crecer 60 BBLs (7 mil litros)”, refirió.

Bruer comparte espacio con Cardera en el Colectivo Cervecero del Norte (CCN), se dividen gastos (renta, servicios), juntos compraron una enlatadora, y cada quien tiene su equipo. También comparten el Tasting Room.

‘L@s cervecer@s somos responsables de generar cultura’

¿Cómo logramos que más personas prueben artesanales? Para Che Che, éste también es trabajo de l@s cervecer@s.

“Todos iniciamos comprando marcas comerciales para emborracharnos, refrescarnos, pero realmente los embajadores de que se desarrolle una cultura cervecera en México, somos l@s cervecer@s”, sostuvo.

Señaló que más allá del precio, los consumidores de artesanal pagan el valor del producto, y l@s cervecer@s deben lograr una conexión sincera con quienes aún no consumen craft porque piensan que es demasiado amarga o fuerte, y les son ajenos términos como IBU y ABV.

“Existe mercado más allá del precio, sino, no se viera el desarrollo de cervecerías”, afirmó.

Che Che

 

Más info

¡Entérate, las cheves de Bruer llagan en frío a la CDMX!

*Imágenes cortesía de Bruer

Anabel Manzano "Lupulina"

Anabel Manzano "Lupulina"

Siempre le gustó contar historias y un día descubrió que ser periodista es el mejor trabajo del mundo. En el camino se encontró una pinta de cerveza artesanal y fusionó sus dos pasiones en Desde la Barra.
Siguientes notas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.